27 Sep 2021

Vida en comunidad (Mateo 18,15-20)



[Evangelio del domingo, 23.º del Tiempo Ordinario – Ciclo A]

Mateo 18,15-20:

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos:
—Si tu hermano ha pecado contra ti, ve y repréndelo a solas; si te escucha, habrás ganado a tu hermano; pero si no te escucha, toma todavía contigo uno o dos, para que toda causa sea decidida por la palabra de dos o tres testigos. Si no quiere escucharles, dilo a la comunidad; y si tampoco quiere escuchar a la comunidad, considéralo como pagano y publicano.
»Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo.
»Os aseguro que, si dos de vosotros se ponen de acuerdo sobre la tierra, cualquier cosa que pidan les será concedida por mi Padre celestial. Porque donde hay dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

El capítulo 18 de Mateo está dedicado a un discurso de Jesús sobre la comunidad cristiana, sobre la Iglesia. Para él no tiene sentido vivir el cristianismo en solitario. El mismo Jesús formó a su alrededor un grupo de discípulos y les enseñó a llamarse hermanos, a amar a Dios como Padre y a amarse profundamente entre ellos. Por eso Mateo dedica palabras tan importantes para hablar de la vida de la comunidad.
Cuando Mateo dice ‘si tu hermano peca’ no se refiere a nada en especial, pero sí está pensando en muchos pecados concretos que él vive en su comunidad. Ellos habían diseñado una forma de ayudar a los que cometían los errores para que se corrigiesen, para que se convirtiesen de nuevo al evangelio. Vemos que los asuntos se tratan con mucha delicadeza, primero a solas, porque a nadie le gusta que le corrijan. Después, si esa persona decide no hacer caso, se le insiste en pequeño grupo, para hacerlo recapacitar. Y por último, se le da la oportunidad ante la comunidad. Aquel que desprecie incluso a la comunidad no tiene cabida en ella.
Nos parecen palabras muy duras, pero la verdad es que son muy realistas. Lo más fácil es dejarlo correr, no hacer nada, no ‘meterse en líos’, que cada uno viva como quiera y que a nadie le importe. Pero eso significaría la muerte de la comunidad. Jesús nos convoca, no para que seamos ‘grupos de personas’ que rezan juntas, sino para que formemos una verdadera comunidad de vida y amor. La vida de las otras personas nos tiene que importar; debemos sentir la obligación de ayudarnos a mejorar entre todos y también de dejarnos ayudar.
No es nada fácil, por supuesto, por eso es necesario acudir a la oración. Aquello que pida la comunidad, todo lo que pida por amor, Dios lo concederá.

(Domingo 23.º del Tiempo Ordinario – Ciclo A)

8 comentario en “Vida en comunidad (Mateo 18,15-20)

  1. hola javi:
    aqui estoy de vuelta a la carga… y aunque alguna de mis historias hayan vuelto tambien… estoy llena de energia y es que la jmj es impresionante…
    Voy al texto. Aunque estos dias he tenido la oportunidad de hacer un poco de vida en comunidad, o algo mas en comunidad (creo que no a la manera del texto) e incluso echo de menos algunas cosas de esos dias.Se que la vida como la describe esta parte del evangelio, no me gusta nada, la manera de llevar la comunidad, a mi me resulta agobiante y acosadora. No me gusta la idea de que si no pienso como la comunidad, tenga que recibir ese «acoso» y verme a todo el mundo diciendome lo mal que voy. Si me gusta la parte que lo cojen a solas y tratan de hablar con el, tolero la parte que lo cogen entre 2 o 3, pero lo ultimo… lo siento pero no estoy para nada de acuerdo, ¿y si la comunidad no fuera la que lleva la razon?.
    Si que estoy muy de acuerdo contigo en una cosa, en que los problemas no hay que dejarlos correr aunque ello suponga a veces meterse en lios, y que no hay que volver la cabeza cuando hay problemas, o esconderlas como los avestruces, en especial cuando los problemas empiezan y es cuando mas solucion se les puede dar. Me gusta mucho tambien esa imagen de que das de una comunidad de vida y amor, eso si lo he sentido en todos estos dias,eramos un grupo de personas que ademas de rezar juntas, hemos sido personas que a pesar de nuestras diferencias nos ayudabamos y preocupabamos los unos por los otros sin casi conocernos de nada…
    Javi escribiendote voy recordando cosas de estos dias… y aun ha sido todo mas bonito de lo que me parecia, y mira que me parecia bonito.

  2. Hola, Andromeda. En realidad, no se dice nada de pensar distinto, se habla solo del pecado, es decir, de la infidelidad a Jesús y a Dios. Y es muy sugerente que sea la comunidad la que, por amor a todos los que forman parte de ella, reflexione sobre qué se debe hacer.
    Me alegro de que la jmj fuese una experiencia positiva. Yo rezo para que lo que quede al final sea la constancia en la vida cristiana, que es lo más difícil.

    1. Javi reflexionando lo que me pones, y volviendo a pensar en el texto, creo que me he tomado esto demasiado al pie de la letra, y se me ha olvidado aplicar mi lema, cuando no te cuadre algo de la biblia… sigue pensando…
      Aunque no termino de entender una sociedad como la que se describe… si puedo comprender lo que me dices que se refiere al pecado, y me gusta la idea de una comunidad preocupada por el pecado, para mi, por el mal.Y que trate de ayudar a otros a no pecar.
      La jmj me ha sido muy pero que muy positiva, eso y todo lo anterior. He conocido gente estupenda con un amor a dios estupendo, he tenido una experiencia estupenda, y todo ello me ha cargado de fortaleza ademas de haberme cargado de optimismo algo que me estaba haciendo mucha falta, tambien de confianza en Dios. No tengo fin de hablar de esta experiencia tan bonita, todos esos dias… me han llenado mucho.
      Me parece que un dia de estos te vuelvo a dar la lata por correo… o no vas a tener espacio en el blog para tanto mensaje. 😉
      Gracias javi por tu respuesta y perdona si mi comentario anterior a sido un poco duro, tambien los escribi algo ligera y creo que fui dura expresandome.

  3. Hola, Andromeda. Puedes hacer todos los comentarios que consideres, para eso tenemos esta web. Me gusta mucho tu lema, lo de seguir pensando siempre será un reto, y más para los que nos dedicamos a la Biblia, que siempre estamos tentados de creer que sabemos más que los demás. ¡Qué ilusos! 🙂

  4. Dices que si te jusgan y la comunidad no tiene la razon,
    lo que pasa es que LA COMUNIDAD NO JUZGA, SINO A LA LUZ DE CRISTO, nadie por su propio razonamiento debe decirte, andas mal, sino probarte, con mandato de cristo, si tu haces algo q a la comunidad no le gusta, pero Cristo no lo prohibio, entonces la comunidad anda fuera de Cristo, Si haces mal, cristo es muy especifico y sin pelos en la lengua, si haces cosas como adulterio, soberbia, pero si haces cosas poco comunes pero buenas para la comunidad, no te juzgaran, o no deberian hacerlo.

  5. hola muchachos, gracias por compartir sus comentarios son muy buenos y entre todos aprendemos.. tengo que trabajar este tema en la pastoral familiar de mi parroquia, quisiera saber si tienen alguna dinámica que me puedan sugerir, gracias. Dios los bendiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.