22 Sep 2021

Los planes de José o el proyecto de Dios (Mateo 1,18-24)



[Evangelio del domingo, 4.º de Adviento – Ciclo A]

Mateo 1,18-24:

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.
José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:
—José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Con-nosotros-Dios”.»
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

El último domingo de Adviento se centra en el anuncio del nacimiento de Jesús. Mateo nos lo cuenta desde el punto de vista de José, el santo silencioso y justo, fiel y cumplidor de la Ley. El evangelio de Mateo se abre con una larga genealogía que presenta los orígenes de Jesús: es hijo de Abraham, e hijo de David, y, por tanto, heredero de la promesa que Dios hizo al rey David: Todo rey de Israel debía ser descendiente suyo. Después de esta presentación, comienza Mateo a relatar la historia con dos personajes: María y José, rodeados de muchos otros: el Espíritu Santo, el hijo que comienza a formarse en el seno de María, el ángel del Señor… mucha gente para tan pocos versículos. Y es que Mateo es un maestro de la síntesis, prefiere centrarse en lo esencial, nos da pistas para que entendamos el núcleo de su mensaje, pero no se pierde en detalles innecesarios.
Al menos nos da pie para imaginar el drama de José. María estaba desposada con él, según la costumbre en la época, pero no vivían juntos porque todavía se tenía que celebrar el matrimonio. José es un hombre justo, es lo primero que se nos dice de él, y ‘justo’, en la Biblia, es aquel que respeta y obedece la voluntad de Dios expresada en las Escrituras. Podría haber denunciado públicamente a María, pero toma otra decisión, repudiarla en secreto, es decir, en privado, de forma que no tenía que dar explicaciones a nadie.
Fijémonos en los detalles; tenemos a José, el personaje más humilde y silencioso de los evangelios, del cual se han dicho tres cosas: lo que no quería, lo que decidió y la resolución que tomó. La pregunta de fondo que surge, cuando apenas hemos leído un par de frases de la narración de Mateo, es, ¿quién toma las decisiones?, ¿quién lleva adelante la historia?, ¿quién manda aquí?
Es cierto que José cree estar obedeciendo a Dios, porque él es justo, pero necesita que Dios mismo ilumine su historia, le dé nueva luz a los acontecimientos dramáticos que le suceden. José sería solo un cumplidor de la Ley; pero Dios le va a dirigir su mensaje para darle una misión especial y exigente.

Cuando José tiene sus planes hechos, cuando ha reflexionado sus prioridades y sus opciones y tomado una decisión, llega el mensajero de Dios y le pone la vida patas arriba (en esto Dios es especialista). Tiene que acoger a María como esposa, ejercer de padre poniéndole el nombre a Jesús y darle su apellido: «Descendiente de David». El ángel también le da los motivos: «vuestra familia ha sido elegida para traer al mundo al salvador, es el Espíritu Santo, el Espíritu de Dios, el que ha querido y ha hecho que ese niño vaya a nacer».
El mismo nombre de Jesús indica su misión, Yeshúah significa «Dios salva». Jesús, que viene de Dios, salvará a su pueblo. ¿Por qué dice «su pueblo»?, porque él es el Rey, como legítimo hijo de David y heredero de las promesas. La misión de José, en el fondo, es muy importante, porque desde el punto de vista judío, Jesús sólo podía ser el Mesías gracias al «apellido» que heredó de su padre adoptivo. José es, de verdad, el esposo de María, Mateo lo dice cuatro veces y hasta el ángel lo repite sin necesidad, solo para enfatizarlo (no temas acoger a María, ‘tu mujer’).

Mateo subraya, además, una cita del profeta Isaías. Cuando el profeta la pronunció, quería ser un signo de esperanza en tiempos de guerras y dificultades. Isaías insistía en que Dios estaba con ellos, que no les abandonaba. Cuando el evangelista reflexiona sobre esta cita, se da cuenta de un sentido profundo que Isaías no había sospechado. En Jesús se cumple de verdad que «con nosotros está Dios», por tanto no hay nada que temer, él ha venido en persona a visitarnos mediante su Hijo. Si Dios está a favor nuestro, ¿qué podremos temer?

Al despertar, José demuestra que de verdad es «justo», que cumple la voluntad de Dios, y lo hace en seguida, sin rechistar, sin decir nada. Por ello José sigue siendo el modelo de hombre justo, obediente, trabajador. A pesar de su silencio, y gracias a él, José manifiesta una actitud de respeto profundo a Dios, de vivencia honda de su fe. No todos hemos de ser como Juan Bautista y gritar por los desiertos, también el honrado trabajador y trabajadora tienen una misión muy alta que Dios necesita que ellos cumplan. Nadie sobra en la Iglesia de Dios.

Igual que a José, a nosotros Dios nos confía una misión. Es lo que los creyentes llamamos «vocación» y que no debe confundirse solo con la vida de sacerdote, religioso o religiosa. Eso son solamente unas vocaciones, pero dentro de la Iglesia hay muchas más. Ser laico en la Iglesia, es decir, no consagrado de forma especial, es también una vocación, la más abundante, de gran importancia. Significa vivir la propia fe en la vida de cada día, en el lugar de trabajo, en la familia, en las decisiones importantes de la existencia.
Nosotros tenemos nuestros planes, nuestros proyectos, pero viene Dios y nos pone la casa patas arriba. Él llama cuando menos lo esperamos y nos urge a darle respuesta. La Navidad, sin ir más lejos, es la celebración de la venida de Dios al mundo; pero, ¿no estaremos domesticando demasiado la Navidad? ¿No tendremos a Dios demasiado acotado, limitado, encarcelado? ¿De verdad nos ponemos a tiro de su Palabra? ¿Vamos a dejar que él nos estropee nuestras loterías, nuestras cenas, nuestros cotillones, nuestras fiestas?

(Domingo 4.º de Adviento – Ciclo A)
(Imagen: José Gandolfi)

23 comentario en “Los planes de José o el proyecto de Dios (Mateo 1,18-24)

  1. Preciosa entrada, Javi. José es uno de mis personajes favoritos de los que aparecen en los Evangelios (junto a Jesús, claro XD), y me gusta mucho que se hable de él 🙂

    En primer lugar, respecto a la Navidad, creo que tienes razón. Muy poca gente, al celebrar la Navidad, recuerda lo que realmente está celebrando. Para la mayoría de la gente, es la fiesta de la familia, los regalos y la nieve. Pocos se acuerdan de que es la celebración cristiana por la venida de Jesús al mundo. Soy de la opinión de que es una hipocresía que los ateos la celebren, y que no deberían hacerlo (al fin y al cabo, yo no celebro Purim, ni Hanuká, ni el Ramadán), ya que celebran la venida de un Dios en el que no creen, porque por mucho que se me empeñen NO es la Fiesta Anual De Comer Con La Familia Y Dar Regalos. Yo siempre he pensado que la razón de dar regalos en Navidad es que celebramos el aniversario de Jesús (aunque su cumpleaños no fuera ese día), y que la mejor forma de hacerle un regalo es hacer felices a los demás; por eso les hacemos regalos y se han tantos donativos a los pobres.

    Respecto a José, como ya te he dicho, me cae muy bien. Siempre he pensado que tuvo que tener muchos redaños para enfrentarse a las miradas suspicaces de sus convecinos y acoger a María con él, y tener el hijo sabiendo que en realidad él sólo era su padre adoptivo. realmente tuvo que ser una vocación, una inspiración de Dios, el hecho de que actuara así. En ese sentido, me encanta la película «Natividad» precisamente porque saca a José del halo de misterio que le rodea y lo presenta como el prtoganista: un hombre normal que se enfrenta con honradez, fé y valentía a una situación difícil, en la que, como bien dices, Dios lo ha puesto todo patas arriba.
    De todos modos, nunca hay que olvidar que la película sólo es una interpretación de los Evangelios. En este sentido, me gustaría mucho haber podido conocer más sobre José. ¿Amaba a María, y eso le animó aún más a llevarla consigo (como pasa en la película), o aceptó la orden de Dios aunque no quisiera vivir con ella? ¿Tuvieron más hijos juntos después de Jesús? (francamente, no sé qué opinarás del tema, pero siempre me paeció un sinsentido que los dos permanecieran eternamente vírgenes durante todo su matrimonio, como si el sexo entre los esposos fuese algo malo). Y, una cosa que siempre me ha llamado mucho la atención; ¿por qué, si el arcángel Gabriel le dice a José que llame al niño Emmanuel, este lo llama Jesús? Veo que no significan lo mismo, porque Emmanuel es «Dios con nosotros» y Jesús es «Dios salva». ¿Desobedeció José a Gabriel (en plan, ya que el niño no es mío, por lo menos elijo yo el nombre)? ¿Le dieron dos nombres para elegir? Perdona mi ignorancia en el tema, pero siempre es algo que me ha extrañado, y ahora que sacas a colación el asunto… ^^UU

  2. Gracias Estelwen.
    Yo no opino como tú en que los no cristianos no deberían celebrar la Navidad. Comprendo que han hecho una adaptación de una fiesta arraigada en su cultura, eliminando aquellos aspectos en los que no creen y manteniendo los que les parecen interesantes. Algo parecido hicimos los cristianos hace siglos aprovechando la fecha de la fiesta pagana del 25 de diciembre. Lo veo totalmente normal. Con esta actitud veo que reconocen el fondo cultural cristiano de nuestra cultura. Lo que no me parece lógico es que haya personas que no quieren reconocerlo, pero esos son menos.

    José es una figura muy interesante, un auténtico modelo para los cristianos de a pie que viven en su día a día la fe con convencimiento.
    El ángel le indica a José que le ponga por nombre «Jesús», y no Emmanuel. El nombre de Emmanuel, a partir del profeta Isaías, indica la identidad de Jesús, oculta al entendimiento de los discípulos hasta la resurrección.
    Respecto a posibles hermanos de Jesús, hijos de María y José, el tema sigue abierto. En Marcos aparecen con claridad los nombres de varios «hermanos» de Jesús, aunque podrían ser también primos. No es cuestión de fe, porque la virginidad de María se refiere solo al nacimiento de Jesús y no a los años sucesivos. Aunque también es posible que María y José tuviesen vocación de célibes, como tantos miles de cristianos hoy. Lo que sí hay que rechazar es que Dios se dedique a fastidiar al personal enviando vocaciones imposibles o contra natura. También hay que rechazar que la vocación célibe sea superior a la vocación al matrimonio, o que el sexo sea por sí mismo una desobediencia a Dios, un pecado. Cada vocación tiene sus características y sus aspectos positivos y difíciles. Pero ninguna es «superior» a otras.
    Personalmente veo muy factible que Jesús tuviese hermanos, que María y José llevasen una vida familiar normal de su época, aunque los datos estrictamente históricos que se derivan de los evangelios son muy escasos en este tema.

  3. Ciertamente, una de las cosas que me fastidia de los Evangelios son los pocos datos que hay sobre la familia de Jesús. Ya sé que los Evangelios no son una biografía, sino un compendio de las enseñanzas de Jesús que nos permiten entender el mensaje divino que nos trajo, pero supongo que mi deseo es inevitable: me gusta tanto la figura de Jesús que me quedo con ganas de saber más de él, y creo que a veces en los Evangelios aparece como un personaje algo distante, en el sentido de que se cuenta muy poco sobre su vida personal y su entorno: no sabemos cómo fue su infancia en Egipto, si tuvo hermanos, de qué murió su padre, cómo fue su adolescencia y juventud… vamos, que a excepción del asunto del templo a los 12 años no sabemos nada de su vida personal desde que nace hasta los 30 años más o menos. El Jesús «humano» se ve pocas veces y de forma puntual (en las bodas de Canaán, cuando se enfada al ver a los mercaderes del templo, cuando llora por Lázaro, cuando tiene miedo en Getsemaní, y poco más), y creo que si conociésemos más de su vida «normal», por así decirlo, le sentiríamos aún más cercano.

    Gracias por aclararme lo de Emmanuel, que siempre se me hizo un lío ^^U

    Respecto a lo de la vocación de celibato… ciertamente existe, tanto entre los cristianos como fuera de ellos, pero el celibato siempre ha sido algo extramatrimonial, ya que los que optan por él es porque deciden permanecer solteros y/o dedicar su vida al sacerdocio (tú, sin ir más lejos 😉 ), mientras que, como a mí me enseñaron en los cursillos prematrimoniales y dice la Iglesia (y el judaísmo, y todas las religiones y culturas en general), el matrimonio está enfocado a la procreación y a la relación íntima y amorosa entre los cónyuges. Por eso digo que dudo que José y María, siendo marido y mujer, vivieran en celibato.

    Por cierto, y aunque esto tenga que ver con el tema sólo de refilón; ¿sabes qué leí el otro día en un libro sobre la historia de las mujeres y el feminismo? Que la figura de la Virgen María había sido sumamente importante en la Edad Media, porque gracias a ella y a la devoción que le tenía la gente se superó la idea de «Mujer = Eva = pecadora taimada culpable de todos los males que debe ser sometida y encerrada en casa y de la que nadie debe fiarse» a «Mujer = María = ideal de inocencia, pureza y virtud que debe ser protegido y preservado de todos los males». Sí, ciertamente la idea de la mujer como el frágil pastelillo que había que proteger seguía siendo machista, pero al menos ya no era misógino. Y gracias a ese avance fueron posibles todos los que se dieron en los siglos posteriores. Curioso y bonito que María haya sido una figura principal en la historia de la lucha por la igualdad y dignidad de las mujeres, ¿no? ^^

    PD: ¡¡Muchísimas gracias por contestarme siempre y estar ahí para solventar mis dudas teológicas!! Es un honor poder compartir mis reflexiones contigo 🙂

  4. Antes que nada, decir que me considero una persona afortunada, porque donde vivo tenemos de patrones a la Virgen del Carmen y a San José. Hace poco le dieron la emdalla de oro de la ciudad, lo cual me alegro, porque durante bastante tiempo fué un santo bastante olvidado en la ciudad, a pesar de todas sus atenciones. Menos mal que hemos recuperado su culto, se lo merece.

    Aunque de San Jose casi no hay nada, ni tan siquiera en las apariciones, no se porque, es como si fuese un santo que tubiera que estar a la sombra, por ceirto uno de los pocos hombres que en la historia se quedan en segundo plano.Quizas tenía que ser así para resaltar la importancia de Cristo y de María, me encanta este santo, como decis callado, así me lo imagino, callado, trabajador y feliz de servir a dios en una tarea tan especial, ¿que habria sido de maría en una epoca como aquella sin su protector san José? Me lo imagino tambien con un gran lio en la cabeza al enterarse que maria estaba embarazada siendo su prometida, para mi una gran muestra de su bondad y amor hacia maria, es la decision que tomo de repudiarla en secreto. Quiso cumplir con la ley, asi que la repudió, pero sabía lo que significaba eso para una mujer de la época, quizas hasta la lapidación, no deseaba ningun mal a María, a pesar de su supuesta falta de respeto. Repudiandola en secreto, la protegia y cumplia con la ley. ¡Menudo alivio al saber la verdad! María no le habia hecho daño, si no todo lo contrario, habia sido la mejor de las mujeres, y aunque le metio en un tremendo lio, me lo imagino aceptando gustoso y aliviado esa revolución en su vida, feliz y asustadisimo por la enorme responsabilidad y el gran don que se le venia encima. No puedo imaginarme un matrimonio sin amor, no creo que dios no pusiera el amor terrenal entre ellos, no seria correcto que se casaran sin amarse, y dios no es incorrecto. Creo que amo a maria y a dios muchisimo y maria ademas de amarnos a todos amaba a josé y como no, a dios. Creo que josé fue el marido perfecto. Lo siento por vosotros, pero aunque acepto una posible vida en comun, como cualquier matrimonio, no hablamos de una pareja cualquiera, es de maria la madre de jesus y de san jose, para mi que ofrecieron su virginidad a dios haciendo voto de castidad perpetua, lo contrario, lo puedo aceptar, si es que fue así, pues dentro del matrimonio las relaciones íntimas no es nada malo, pero no me los imagino, me los imagino con voto de castidad de por vida, es que no eran cualquier mujer, ni cualquier hijo, aunque ellos se comportaran normalmente, era Maria y Jesus de nazaret, y josé un hombre enamorado, que dios lo eligio para cuidar a las dos personas mas importantes de la historia de la humanidad, o asi me los imagino. José no duraria en hacer un sacrificio semejante por amor a ambos.José tambien era un hombre especial.
    Me gusta la pelicula de la natividad, la veo bastante realista, aunque quizas no del todo exacta, pero pudo ser asi, y dos de las escenas que mas me gustan es la de José y María saliendo de su pueblo para ir al padrón. Ante las miradas despreciativas de todo el mundo pues pensaban que maria no era buena mujer. Recuerdo de la escena a san josé diciendo algo asi » Ahora se van a aburrir mucho» pues no sabrian que criticar. Esas cosas tambien pasan mucho hoy día. Y la otra escena es el final, Cristo nace, se ve la estrella de oriente y las mismas personas del pueblo mirando y quedandose sin palabras ante tal acontecimiento, sabiendo que algo muy especial habia sucedido.

    Javi, me ha encantado tu comentario, bueno, raro es cuando no me gustan, pero este me a encantado, gracias por lo que has escrito.
    Me encanta eso que escribes de que Dios le pone la vida «patas arriba» porque así me sentí una vez, cuando por fin mi vida estaba centrada y tenía casi todo claro, el de arriba me reserva una sorpresa y pone mi mundo interior patas arriba, asi de claro, completamente patas arriba.Me hace imaginarme como se debió sentir José.
    Tambien me llama la atencion lo que pones de «nadie sobra en la iglesia de Dios» es que esas palabras… para mi son significativas aunque ya me han dicho algo parecido alguna vez… pero significa mucho.Tambien me gusta como hablas de las vocaciones, es algo que me aclara muchas cosas, y es que suelo tener mi interior o mi cabeza muy revuelta…
    Creo que todas las vocaciones son muy hermosas y cada una tiene sus mas y sus menos y sus dificultades, pero la verdad, en el mundo que vivimos… veo que las personas consagradas con los votos en especial el celibato teneis un gran merito, ademas de mucho valor para seguir ese camino. Me dais mucho respeto.

    Javi he de decir que estoy con Estelween y aun a riesgo de sacarte los colores, es un verdadero honor tenerte como guía, profesor y como amigo, ademas de ser colaboradora (es lo que me considero) o comentarista en tu blog. Pues aunque te conozca solo de internet te considero mi amigo, aunque quizas no te des cuenta me guias y me enseñas con tus explicaciones. Y yo soy complicada, que yo soy muy bicho raro…

    1. La verdad, creo que tienes razón: se me haría rarísimo que José y María no estuvieran enamorados. Como bien dices, un matrimonio sin amor no es correcto, y creo que estás en lo cierto cuando dices que seguro que Dios hico florecer el amor en esa pareja, puesto que es sin duda un ejemplo de perfección (o lo más cerca que los humanos podemos estar de ella) para todos los demás matrimonios 🙂
      Lo que ya no comparto tanto es eso de «ofrecer la virginidad a Dios». Primero, porque creo que si haces la espera voluntaria de consagrar el matrimonio antes de realizar el acto sexual, ya le estás ofreciendo tu virginidad a Dios. En segundo lugar, porque desde un punto de vista jurídico (tanto para los judíos como para los cristianos) un matrimonio sin consumar no es un matrimonio auténtico, porque la consumación es requisito imprenscindible para que el vínculo sea completo e indisoluble. Y, en tercer lugar, porque yo personalmente no idealizo la virginidad como un fin, ni como un esta de perfección. Recordemos que desde el punto de vista cristiano, el sexo, dentro del matrimonio y con amor de por medio, no sólo es permitido sino también deseable. No creo que la virginidad sea algo mejor que la sexualidad matrimonial, ni que haga más puras ni mejores a las personas. Si la virginidad fuese mejor que la consumación, estoy segura de que Dios no habría creado la reproducción sexual. Ya lo dijo el Señor cuando creó al ser humano: «Creced y multiplicáos por toda la tierra» y cuando contempló su creación: «y vio que todo era muy bueno». Además, también estoy totalmente de acuerdo con las palabras de Javi en su respuesta a mi comentario: «Lo que sí hay que rechazar es que Dios se dedique a fastidiar al personal enviando vocaciones imposibles o contra natura. También hay que rechazar que la vocación célibe sea superior a la vocación al matrimonio».

      Pero, vamos, que con un poco de suerte algún día los tendremos tú y yo delante y podremos preguntarles por la cuestión personalmente XD

      1. Estelwen tus razonamientos estan muy bien, simplemente no estoy de acuerdo contigo en cuanto a la virginidad de esta pareja, se que a raiz del nacimiento de cristo pudo haber sido cualquier cosa, pero yo creo que estubieron sin relaciones sexuales toda su vida, se que es un debate que hoy dia esta muy abierto y he oido opiniones de todos los gustos, se que hay personas de acuerdo conmigo al igual que las hay de acuerdo contigo, he llegado a escuchar hasta que maria se tubo que haber casado con un jose anciano para que este aceptara no tocarla y ninguno sintiera atraccion.
        Creo que uno de los problemas para entender la version que doy de que ambos permanecieron sin relaciones intimas, es que en el mundo que vivimos cada dia cuesta mas entender cualquier relacion sin sexo. No se entiende ya ni la amistad sin sexo, y cada vez me estoy encontrando mas que ya hay gente que no entiende ni las relaciones familiares sin sexo… Estamos en el mundo de la imagen y del sexo, y manda narices. Yo he estado a solas con un amigo por ejemplo y jamas he tenido nada con el, y hay mucha gente que no se lo cree.
        De todas maneras como decia antes, si fue como decis, es algo que puedo aceptar, pues las relaciones intimas dentro del matrimonio salvo casos especiales son aceptadas por dios (si no la raza humana se habria extinguido hace mucho tiempo) y no hay pecado dentro del matrimonio ni quien se casa peca, como creo que lei una vez en el nuevo testamento, creo que en los hechos de los apostoles, pero no estoy muy segura.
        En cuanto a lo de que como dice javi «hay que rechazar que la vocación célibe sea superior a la vocación al matrimonio”, pues la verdad, es algo que no tengo del todo claro, y no tengo muy meditado, ultimamente es algo en lo que pienso bastante, pero aun no lo tengo muy meditado. Vamos que ni estoy a favor ni encontra de eso, simplemente no se que es lo correcto, hace poco lei (en una pagina poco fiable) que juan XXIII, el papa bueno decia que ambos tenia el mismo valor, pero tambien lei en el evangelio dicho creo que por san pablo, que uno el matrimonio estaba por debajo de la vocacion del celibato, o asi lo entendí, pero no os fieis mucho de mi con esa parte, porque es algo que no termino de tenerlo claro. Lo que si se que en los tiempos que corren, con tanta propaganda sexual, y tantos empujones para que se parctique el sexo cuanto antes mejor y cuanto mas mejor, me parece una gran decision y algo de mucho merito el decidirse por el celibato. Aunque tambien se que el llevar un matrimonio adelante, y mantener el amor en una relacion, y llevar la convivencia sin olvidar a dios es complicado tambien. Y mas cuando hay tantas personas que se casan hoy dia solo para lo bueno, y no para lo bueno y lo malo.
        Como ves… yo misma me doy argumentos para ambos razonamientos… y estoy un poco liada con ello todabia, a pesar de las palabras de javi y sus buenas intenciones. Creo que es una de esas cosas que tengo que meditar mucho mas.Apenas empiezo a plantearmelo ahora.
        Pero lo de la virgen y san jose, como creo que fué es como describi antes, pero espero que ella o el nos lo aclaren algun dia, porque tengo entendido que no se puede demostrar ni lo uno ni lo otro, asi que cada uno tenga su opinion, la exponga y ya está. Quizas entre todos averiguemos algo de lo que pasó.
        Javi, me sigue gustando tu comentario, aunque no siempre este de acuerdo en todo, y un favorcito, bueno dos, uno como no recuerdo bien los datos que he puesto, si me equivoco por favor avisame y aclaralo.
        Y dos , el segundo va para ambos, mañana tengo una convivencia de voluntarios de la JMJ, la primera, estoy algo nerviosa no se porque, asi que os pido que os acordeis un poquito de nosotros para que todo salga muy bien.

        p.d.: Estelwen lo mismo que ha javi, que no siempre estemos de acuerdo, no significa que no me gusten tus opiniones, me gusta que la gente diga lo que piensa aunque no se este de acuerdo.

      2. Para mí también es un gusto hablar contigo y compartir opiniones aunque no siempre sean las misma, Andrómeda. De cualquier modo, tampoco es este un dogma de fe ni un tema de mayor importancia; pertenece a la vida privada de los susodichos, y cualquier cosa que decidieran hacer, si fue decisión de ellos, a mí me parece bien. Lo importante para nosotros es que aceptaran tener y criar al humano más divino del universo 😀

        Y mucha suerte con la convivencia, no estés nerviosa que ya verás cómo todo te sale a pedir de boca 😉

    2. Gracias por vuestro debate, Andromeda y Estelwen.
      Yo también creo que hoy en día se habla de la sexualidad de forma equivocada, se banaliza y se separa del amor, se considera solo como algo pasajero y no enraizado en toda la vida y el compromiso de una pareja.
      Los célibes estamos llamados a ser signos del amor vivido también de otra manera, menos exclusiva y más abierta. Lo cual no significa que nuestra vocación sea superior a la matrimonial. Son distintas y se necesitan mutuamente, cada una interpela a la otra en un sentido del amor, y entre las dos lo expresan más plenamente. Dios, que es amor, es tan grande que no se puede expresar de una sola manera.

      Andromeda a ver. Es cierto que Pablo, en un momento, dice que preferiría que todos fuesen célibes como él. Pero esto tiene sentido en su época, en que pensaban que la venida definitiva de Jesús iba a ser en seguida. Por eso creían que no valía la pena casarse.
      Pero ahora, que han pasado 2000 años y todavía tenemos historia para rato (quizá), aquella sensibilidad ya no tiene sentido.
      Pablo no dice que una vocación sea superior a la otra.

      ¿Qué tal ha ido la convivencia? Espero que haya sido muy interesante. Ya nos contarás.

      1. hola de nuevo:
        Antes que nada, Javi mil gracias, me sacas de confusiones, creo que a veces las conversaciones me lian mas que me aclaran, y ahi me noto mucho mi falta de formacion. A este paso van a tener que inventar unas catequesis especiales para mi, creo que las de confirmacion se me quedaron cortas… Gracias por tu paciciencia Javi de verdad, para que te hagas una idea en la conversacion salia que los sacerdotes hacian promesas y no votos. Me gusta tener las cosas claras por si alguien me pregunta. De verdad Javi gracias por tu paciencia y sacarme de lios, sobre todo de los tontos.

        La convivencia estubo bien, hacia que no estaba en una desde los 18 años o 19 como mucho. Vamos desde que deje el colegio.Asi que me notaba un poco rara, ademas estabamos en el grupo personas desde 16 años mas o menos, al final del dia yo era la «mama» de hasta los monitores. Pero la verdad, me gusto que fuese asi, porque algo orientado a los jovenes, los mayores nos tenemos que acostumbrar a tratarlos para cuando llegue el momento. Fue divertido, me recordo a mis tiempos de estudiante, los chavales contagian una alegria tremenda, aunque como adolescentes que son, se llevaron un par de rapapolvos. Lo que si me ha dado mucha pena, es que seguramente no podre ir al encuentro en madrid, ni como voluntaria, porque no son compatibles (por las fechas) ambos voluntariados,, ni como una mas, es mucho follon para ir por libre.Aunque no pierdo la esperanza. Me he ido enterando de bastante mas cosas, y en la convivencia entre bromas y bromas, me he dado cuenta de muchas cosas y he aprendido mucho.
        Gracias por acordaros de mi.Me dijeron que sacarian fotos en la pagina web, cuando esten publicadas si quereis os paso la pagina y nos veis el grupito tan curioso que montamos. Fueron a la convivencia unas 130 personas mas o menos de 250.

  5. ummmmm y siento haberme enrollado tanto, sabia que me habia salido un comentario largo… pero no que habia escrito todo un libro… espero no marearos mucho leyendo. :-S

  6. Me vais a sacar los colores :S
    Gracias a las dos, Estelwen y Andrómeda, por vuestros comentarios y vuestros ánimos. La verdad es que lleva tiempo escribir comentarios tan largos y no siempre llega la inspiración para decir algo coherente e interesante.
    Menos mal que no estamos hablando de cualquier palabra, sino de la Palabra que nos llega desde Dios para iluminarnos en nuestro camino. ¡Gracias a él también!

  7. javi aun a riesgo de ser pesada… ¿me puedes explicar que diferencia hay entre voto y promesa? ha salido hace poco el tema en una conversacion, y la verdad no veo muy clara la diferencia, si es que la hay, porque para mi que ambos son un compromiso y ambos importantes.

    1. Los religiosos hacemos voto de vida religiosa y eso está reconocido en la Iglesia como una forma de vida. Se suele hablar de los tres votos, de pobreza, castidad y obediencia, que definen la «vida consagrada». Aunque la «vida religiosa» añade a los tres votos también la vida en comunidad.
      Las promesas no tienen el mismo nivel jurídico, y se utilizan, por ejemplo, en asociaciones de creyentes que deciden comprometerse a vivir de una determinada manera, o siguiendo una espiritualidad concreta. Por ejemplo, además de los religiosos salesianos y salesianas, que hacemos votos, existen los «salesianos cooperadores» que aceptan la espiritualidad de Don Bosco, pero viven en sus casas, normalmente casados y con sus familias; ellos hacen una «promesa».
      La promesa podría ser «menos» que el voto, porque los votos definen del todo la vida de una persona, pero, por ejemplo en un salesiano cooperador, la vida está más definida por su matrimonio que por la promesa en sí.

      De todas formas, aparte del efecto jurídico, existe el significado personal. Cuando una persona compromete toda su vida y lo hace después de un tiempo largo de reflexión y decisión, tanto el voto como la promesa son elementos importantes de su vida.

  8. Hola, hace mucho que no escribo y es que soy muy lenta en todo y no llego… Intentaré aportar algo porque hoy he decidido descansar…
    Respecto a la celebración de la Navidad sólo decir loque Ratzinger, antes de ser Papa en El rostro de Dios, Ediciones Sigueme, Salamanca 1983, 19-25, que en el siglo IV fue cuando por primera vez arrumbó la festividad romana del Dios-Sol invicto y presentó el nacimiento de Cristo como la victoria de la verdadera luz; pero también que en esta refundición de una fiesta pagana en una solemnidad cristiana se tomaron asimismo antiguos elementos de la tradición judeo-cristiana:
    Que Jesús nació el 25 de diciembre lo afirmó ya con seguridad por primera vez Hipólito de Roma, en su comentario de Daniel, escrito más o menos en el año 204 después de Cristo; y el investigador que trabaja en Basilea, Bo Reicke, basándose en ciertos indicios, cree poder demostrar que ya Lucas en su evangelio presupone el día 25 de diciembre como el día del nacimiento de Jesús: en ese día se celebraba entonces la fiesta de la consagración del templo, establecida por Judas Macabeo en el año 164 antes de Cristo, y la fecha natal de Jesús simbolizaría de esta manera que, con él, como verdadera luz de Dios que irrumpe en la noche del invierno, se operó realmente la consagración del templo, la llegada de Dios a esta tierra.
    Por otra parte en relación a la virginidad de María, yo sí creo que fue perpetua. En primer lugar porque el celibato es una vocación en la Iglesia que tiene que ver con el modo de vivir el amor más que con el sexo pero que hace necesaria una manera concreta de vivir la sexualidad. Del mismo modo que entre los esposos el sexo expresa un modo de vivir el amor. Teniendo en cuenta que son modos de amar, el amor a una persona en fidelidad y siendo uno con ella, manifestándose esa unidad en el hijo engendrado, se expresa mediante la relación sexual con ella y sólo con ella. El amor célibe que significa un amor a todos y cada uno de los hombres, justamente se expresa no teniendo relacion sexual con nadie, puesto que con todos y a todos se une. Ambos expresan en conjunto dos aspectos de amor, la elección personal y única y la elección a todos sin distinción. La exclusividad y la universalidad. Por eso sí es importante la fidelidad sexual en un matrimonio y la fidelidad sexual en un consagrado, no me vale eso de ser fiel en el corazón simplemente, porque justamente le damos a la sexualidad su valor. Por eso un pecado contra la fidelidad sexual, en esposos y en célibes no es sólo un pecado contra la castidad sino contra la propia identidad. Y por eso no es superior una ni otra vocacion sino diferentes modos de vivir el amor. Si el esposo ama se une a Dios. Si el célibe ama se une a Dios. Ambos unen sus almas en matrimonio con Dios. No es el célibe el que se casa con Dios. Como mucho el que se casa con todos. Y el casado el que se casa con una. Expresando ambos la riqueza del amor de Dios que supera nuestra limitación. Así el obispo(vocación sólo de hombres) lleva anillo de casado con la Iglesia, no con Dios, y él representa a Cristo-varón esposo. Y las vírgenes consagradas representan a la Iglesia-mujer esposa de Cristo (vocación sólo de mujeres) . Los religiosos, hombres y mujeres, viven un seguimiento especial a Cristo siguiendo el camino de los consejos evangélicos, y su vida engloba, no sólo el voto de castidad en el celibato por el reino de los cielos, sino una significación mayor.
    En relación a María, como resto de Israel, como concentración perfecta de lo que ha de ser la respuesta de amor de la humanidad a Dios, diremos que ella es la figura por excelencia de la Iglesia. Ella encarna toda la respuesta de amor, todo sí, y por tanto la doble vocación de amor de mujer, virgen y madre. Por eso creo que pudo darse en ella todo, no hemos de olvidar que su ser inmaculada puede permitir una respuesta de amor «superior» a la nuestra. Superior no por ser virgen sino por ser capaz de englobar en sí los dos tipos de amor. Ella entonces puede ser figura de la Iglesia y representar toda respuesta perfecta de amor a Dios en el amor que se da en la Iglesia.Ya en la virginidad y en el matrimonio. El modo de expresarlo es singular como es singular su virginidad y su maternidad. El misterio de la Virgen Madre es el mismo misterio de la Igleisa.
    por eso creo que María es eternamente Virgen y Madre y que el Amor de Dios no se agota ni se expresa en un modo por eso quiso Dios al menos dos vocaciones para expresarlo.
    Un abrazo y Feliz Navidad.

      1. Javi ahora lo entiendo mucho mejor, y la verdad sea por voto o por promesa, son cosas que tienen todos mis respetos. Lo veo como una decision dificil de tomar.

        Inma, prueba donde pone nombre a poner el tuyo, de todas maneras te aconsejo mas lo que yo hago, y es registrarte, y cuando entres en la sesion pongas tu nick y contraseña, antes de aceptar marques la casilla que te viene debajo de la contraseña. Asi entraras en la sesion del blog automaticamente y siempre que comentes te saldrá tu nombre. Eso si, si te decides por este metodo, acuerdate de que si borrar coquies o archivos temporales, tienes que comprobar si entras de automaticamente en la sesion, si no es asi, vuelve a ingresar tu nombre de usuario y tu contraseña. Si tienes dudas preguntame, aunque no se este mi blog, entiendo un poco de estas cosas.

    1. ¡Vaya disertación! La verdad es que lo que dices es muy interesante, pero, reflexionando sobre ello, creo que hablas de María más como ha hablado la Iglesia desde el medievo hasta ahora (es decir, siglos después de su muerte) que como ella se debía ver a sí misma realmente en aquella época. Creo que al examinar la figura de María deberíamos partir de la base de una mujer de su tiempo y su sociedad, que desde luego dudo que tuviera una perspectiva de sí misma como la que tú señalas en tu comentario (entre otras muchas cosas, aparte de que la Iglesia no existía entonces y las concepciones neoplatónicas del pensamiento que expresas no existían en la cultura judía, porque se supone que María era humilde, y pensar en sí misma de esa manera hubiese sido un grandísimo pecado de ogrullo). Por eso creo que, desde su perspectiva, lo normal y natural es que mantuviera una vida marital normal con su esposo.
      Por último, debo decir que, aunque respeto tu punto de vista acerca del calibato, no estoy de acuerdo con él. Hablas de dos vocaciones, pero realmente creo que eliges una por encima de la otra. Y no veo el amor célibe como un amor más grande y más puro, ni mejor que el marital. Como bien señala Javi, son diferentes, pero complementarios. Y no creo que para ser la madre de todos, para representar el amor de Iglesia a sus fieles, o para unir el alma a Dios, haya que permanecer célibe. Porque esa concepción de la realidad, admitámoslo, demuestra prejuicios contra el sexo, como si fuese algo «permitido» en pro de la reproducción (casi un mal necesario para que la humanidad no se extinga), pero no algo pueno, puro y santo en las circunstancias correctas. Para mí, insisto que sólo expreso mi punto de visa personal, no es algo superior ni inferior a la castidad, y tampoco me parece que haber tenido relaciones sexuales minimice o coarte el papel de María para nosotros, los cristianos.

      Feliz Navidad para ti también (¡y para todos!) ^^

  9. ¡¡¡Feliz Navidad a todos!!!

    Que la sagrada familia os colme de paz, amor, alegria y sabiduria.

    Paz a las personas de buena voluntad.

  10. Vaya, qué mal me explico, es que lo del platonismo me ha «tocado» porque no lo soy para nada. Bueno creía que quedaba claro que se une a Dios quien ama, no el célibe por ser célibe, sino que quien ama se une a Dios y su alma puede alcanzar la unión mística o matrimonio espiritual, esté casado o sea célibe. Y que no se une a Dios quien no ama. Simplemente que el modo de expresar el amor es diferente. El amor que se expresa es el Amor de Dios que en la Biblia aparece con categorías esponsales. Israel representa a la esposa y el resto de Israel, es decir cuando Israel es fiel, precipita en María. Por eso ella es el resto de Israel , y principio de la Esposa de Cristo, la Iglesia, y figura de lo que la Iglesia está llamada a ser. Claro que María no es consciente de esto.
    Por otra parte creo que es más conocido cómo los esposos representan el amor de Cristo y su Iglesia, porque es una vocación más frecuente. Pero también lo hace la promesa de celibato sacerdotal, el voto de castidad, o las mujeres del orden de las vírgenes… es decir que hay otro modo que es ejemplo de este amor de Cristo y su Iglesia. Y esta idea no es medieval ni tampoco esta vocación que también la da el Señor. Este texto sobre las monjas de clausura es de 1999:
    «La Iglesia, Esposa del Verbo, lleva a cabo el misterio de su unión exclusiva con Dios, de modo ejemplar, en los que se entregan a la vida íntegramente contemplativa como « signo de la unión exclusiva de la Iglesia-Esposa con su Señor, profundamente amado ». Se reconocen de modo especial en María, virgen, esposa y madre, figura de la Iglesia, y perpetúan el « sí » y el amor de adoración a la Palabra de vida, convirtiéndose, junto con Ella, en memoria del corazón esponsal de la Iglesia».
    Cristo ama a su Iglesia como el hombre cuando abandona al padre y a la madre y se une a su mujer y son una sola carne. Así en Navidad el Verbo, Uno de la Trinidad, se desposa con nuestra carne y se hace uno con ella, de nuestra naturaleza. Referir esto al matrimonio no es platónico ni menos preciar la relación sexual. Pero afirmar también el celibato no es negar lo que se afirma del matrimonio. Son dos modos de expresar el mismo amor esponsal de Dios por su Iglesia.
    En María, su vocación, se puede entender si se entiende también hoy la vocación al celibato que muchos creen que está impuesto por la Iglesia pero que en realidad no existe, sin embargo es un don de Dios como lo es el matrimonio. Es normal que al que ama de un modo le cueste entender cómo ama el que lo hace de otro modo pero creo que cualquiera con vocación célibe puede entender que Dios también llame a María a esta vocación como le llamó a él, y ella responda a ésta como respondió él/ella. El momento en el que la llama puede ser el que Dios quiera y en el modo en que quiera, como hizo con cualquier célibe o virgen, le llama en lo que le pasa en la vida, y alomejor la maternidad divina de María es un acontecimiento suficientemente importante como para plantearse esa vocación. Y Dios puede valerse de él . Por medios menores llama Dios a uno a esta forma de amar.
    Quizá lo he liado más. Jaja.
    FELIZ NAVIDAD, LA POSIBILIDAD DE VER Y ESCUCHAR A DIOS DIRECTAMENTE. Un saludo.

  11. Muy interesante el debate teológico, Estelwen e Inma. Jo sigo pensando que Dios podría perfectamente haber llamado a María y a José a una vocación de celibato y que ellos quizá lo fueron descubriendo a lo largo de los acontecimientos. Pero también pienso que no es un dato seguro que Dios les llamase a ello, y que quizá tuvieron una vida matrimonial normal. María sería igualmente signo de la Iglesia esposa de Cristo que engendra nuevos hijos y les da vida.

  12. DIOS ES MUY GRANDE HOY 6 DE FEBRERO 2012 QUISE LEER EL EVANGELIO DE MATEO 22 PUES ESTABA MUY ENOJADA CON UNA AMIGA QUE DECIA QUE LA VIRGEN NO ERA VIRGEN Y QUE TUVO MUCHOS HIJOS,QUE RABIA PERO AHORA QUEDE MAS TRANQUILA YA QUE CREO QUE FUE ES SERA SIEMPRE VIRGEN,DESPUES DE LEER SUS COMENTARIOS ME DIO MUCHA ALEGRIA PUES MI INMACULA CONCEPCION ES UNICA MADRE DE DIOS,Y AL SER TAN AMADA POR EL YA QUE FUE LO QUE EL ESPERABA DE EVA MARIA EL ANTONIMO EDE EVA,YO CREO QUE FUE PURA HASTA EL FINAL POR ESO FUE LLEVADA EN CUERPO Y ALMA AL CIELO,Y EN EL FIN DE LOS TIEMPOS TAMBIEN TENDRA UN PAPEL MUY IMPORTANTE,CLARO QUE SI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.