4 Jul 2020

¡Se cumplirá! (Lucas 1,39-45)

[Evangelio del domingo, 4.º Adviento – Ciclo C]

Lucas 1,39-45:

María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito:
—¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.

Lucas nos había narrado antes de este texto la anunciación a María, que sabemos que termina con la aceptación confiada de María: «Hágase en mí según tu palabra»; y de inmediato nos cuenta que María se pone en camino «deprisa» hacia la montaña (o mejor, la región montañosa) de Judá.
Hay un texto muy bonito del Antiguo Testamento en el que el Arca de la Alianza es llevada a la región montañosa de Judá. El Arca representaba la presencia de Dios en medio de su pueblo, y la casa en la que estuvo alojada se llenó de bendiciones de Dios.
Dicen los entendidos que Lucas quiere comparar a María con el Arca, porque en ella se están cumpliendo las promesas de Dios, ella lleva la presencia de Dios, por eso cuando llega a casa de Zacarías, «se llenó Isabel del Espíritu Santo».
Isabel, llena del Espíritu, llena de Dios, se pone a bendecir a Dios a voz en grito, como hacían los antiguos profetas de Israel. Y dice básicamente cuatro cosas:

  1. Bendice a María y a Jesús.
  2. Se reconoce humilde, porque no merece la visita de la madre del Señor.
  3. Reconoce que María trae la alegría a su vida.
  4. Declara feliz a María por su fe, porque ha creído en Dios, porque se ha fiado de Dios.

Como ya sabemos, Lucas nos cuenta esto para que nos «metamos dentro» del relato, para que nos interpele y sintamos que estamos diciendo lo mismo que Isabel, o que ella nos lo está diciendo:

  1. Lucas nos anima a rezar como Isabel, bendiciendo a María y a Jesús. De hecho, la conocida oración del Ave María, incluye esta frase del evangelio de Lucas: «Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús».
  2. El evangelista nos anima a reconocernos humildes, como Isabel. Sabemos que la humildad no es creernos inútiles, o inferiores, o míseros; somos criaturas de Dios y ya desde la primera página de la Biblia se nos dice que todo lo que Dios hace «es muy bueno». La humildad es tan sencilla como reconocer que «no merecemos» la visita de Dios. Pero esta es una de las ideas más bonitas de la Navidad: que es un regalo. Los regalos no son premios, ni intercambios, ni sobornos, ni sueldos; los regalos son gratuitos, como lo es Dios. Quizá por eso la Iglesia, cuando adaptó la fiesta romana del 25 de diciembre como fiesta cristiana del nacimiento de Jesús, aceptó también la costumbre que ya existía de hacerse regalos; porque vio que era un símbolo muy apropiado para expresar la gratuidad de Dios, totalmente inmerecida.
  3. La alegría que María nos trae es la alegría de Dios, la auténtica y profunda alegría fruto del esfuerzo, de la entrega, de la donación; y no la alegría superficial de la comodidad.
  4. Por último Lucas nos hace (o insinúa) una pregunta personal: ¿qué te ha dicho Dios? A María le ha anunciado que será la madre del salvador, e Isabel corrobora que «lo que te ha dicho el Señor se cumplirá». Ahora tenemos que pensar en qué nos ha dicho a nosotros Dios, a qué nos ha llamado, qué nos ha prometido. Dios promete su salvación, la vida plena, a través de un camino de amor y fraternidad que pone ante nosotros para que optemos libremente. Cada uno tendrá que dar su respuesta personal: ¿A qué me llama Dios? ¿Qué me promete en mi camino? Si miramos de verdad nuestra vida con fe, podemos estar seguros de que «lo que te ha dicho el Señor, se cumplirá».

(Domingo 4º Adviento – Ciclo C)

2 comentario en “¡Se cumplirá! (Lucas 1,39-45)

  1. pero que lectura mas bonita y que dias mas bonitos el de mañana y pasado.Tambien me a gustado mucho el comentario que has hecho, es muy claro. Aprobecho el mio para felicitar a todos los participantes de la pagina la navidad. Paz a las personas de buena voluntad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.