28 Sep 2021
Sin categoría

María Magdalena



Traigo hoy el comentario que Dolores Aleixandre hace al evangelio del día (Palabra y Vida 2008, Publicaciones Claretianas)
La presentación que hace el evangelio de María Magdalena tiene poco que ver con otras que hemos escuchado o leído frecuentemente: en ningún lugar la presentan los evangelistas como prostituta ni nada parecido y la alusión a los «siete demonios» [que Jesús había expulsado de ella, cf. Lc 8,1-3] indica más bien una desestructuración o desintegración personal que le impedía llevar una vida verdaderamente humana. Pero junto a Jesús aquella mujer encontró sosiego e integración y vivió de nuevo, como podemos vivirla nosotros, la plenitud serena de encontrarse con lo mejor de sí misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.