13 Jun 2021
Sin categoría

María Magdalena

Traigo hoy el comentario que Dolores Aleixandre hace al evangelio del día (Palabra y Vida 2008, Publicaciones Claretianas)
La presentación que hace el evangelio de María Magdalena tiene poco que ver con otras que hemos escuchado o leído frecuentemente: en ningún lugar la presentan los evangelistas como prostituta ni nada parecido y la alusión a los «siete demonios» [que Jesús había expulsado de ella, cf. Lc 8,1-3] indica más bien una desestructuración o desintegración personal que le impedía llevar una vida verdaderamente humana. Pero junto a Jesús aquella mujer encontró sosiego e integración y vivió de nuevo, como podemos vivirla nosotros, la plenitud serena de encontrarse con lo mejor de sí misma.


Publicidad:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.