31 Mar 2020

¡El Reino está cerca! (Marcos 1,12-15)

[Evangelio del domingo, 1.º Cuaresma – Ciclo B]

Marcos 1,12-15:

El Espíritu impulsó a Jesús a retirarse al desierto, donde permaneció cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivió allí entre animales salvajes, y los ángeles le servían.
Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el Evangelio de Dios y decía:
-Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Convertíos y creed en el Evangelio.

El primer capítulo del Evangelio de Marcos presenta a Jesús desde distintos aspectos:

  • Juan Bautista lo anuncia ya próximo.
  • En el Bautismo de Jesús, Dios mismo lo llama «Hijo amado»
  • En las tentaciones en el desierto queda clara su humanidad, su sintonía con los seres humanos.
  • Y por último presenta a Jesús comenzando su predicación con una frase-resumen.

El Desierto es un tiempo de camino, de reflexión, de prueba, de dificultad. Cualquier judío entendía que la palabra «Desierto» se refería a los cuarenta años que pasó en él el pueblo de Israel cuando salió de Egipto y se dirigía a la Tierra Prometida. La vida misma es un camino hacia algo mejor, un itinerario de crecimiento personal en el que a veces erramos el camino, a veces dudamos y otras veces caminamos en la buena dirección. Lo importante es tener claro hacia dónde queremos llegar.

Los animales salvajes, las tentaciones y los ángeles que le servían quieren expresar estos contrastes de dificultades y atención por parte de Dios. Como podemos sentir nosotros mismos cuando vivimos nuestra vida y nuestra fe en profundidad.

El anuncio del Evangelio que presenta aquí Marcos es sólo un «resumen» o mejor una frase-programa. El Reino de Dios se ha acercado, y por ello Jesús nos llama a la fe y a la conversión (cambio de vida, de mentalidad, de planteamiento vital).
No es que nosotros, cambiando, alcancemos el Reino; más bien al revés, la iniciativa es el amor de Dios, que viene a nosotros y se ofrece sin imponerse. Como respuesta, si queremos, podemos convertirnos y creer.

(* Atención, no hay que confundir los datos indicados aquí con informaciones de tipo histórico. Hay base histórica para ellos, pero no para cada detalle. La intención de la Biblia es siempre más honda, quiere hablarle a cada ser humano de su propia vida, no tanto contar cosas del pasado. Sólo lo hace cuando es imprescindible.)

(Domingo 1.º Cuaresma – Ciclo B)

2 comentario en “¡El Reino está cerca! (Marcos 1,12-15)

  1. Para mí este pequeño texto es como recibir una invitación a «creer en Jesús». Es como una carta de presentación, mira este es Jesús, avalado por el Espíritu, avalado por sus obras, avalado por la creación, avalado por los acontecimientos de la historia,… Cree en él, puedes creer en él. Lo difícil de este mundo es creer en una persona concreta. Es fácil creer en Algo,o un Alguien que no vemos, podemos inventar o imaginar sobre eso o ése lo que queramos incluso ir cambiando nuestra idea según nos conviene. Lo difícil es creer en alguien concreto. Veo en el texto una sencilla invitación razonada a no tener miedo a creer en ese Jesús. Saludos

  2. Me gusta la idea. Marcos comienza (vamos, como casi todos los relatos del mundo) presentando a su protagonista. Y presentándolo como «Evangelio» como «buena noticia» en quien vale la pena creer.
    ¡Nos leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.