15 Dic 2019

Parábola de los deudores perdonados (Lc 7,36-50)

Lucas 7,40-43:
Entonces Jesús dijo:
-Simón, tengo algo que decirte: «Dos hombres debían dinero a un prestamista. Uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta: pero, como no le podían pagar, el prestamista perdonó la deuda a los dos. Ahora dime: ¿cuál de ellos le amará más?

Para Dios no se trata de sacar cuentas, de hacer balance de entradas y salidas, de exigir el correspondiente pago a lo prestado, con sus intereses. Dios disfruta perdonando, le apasiona amar y darse todo y del todo a todos. Sólo que a nosotros nos cuesta comprenderlo y aceptarlo… porque nos damos cuenta de que, si reconocemos que ahí está la felicidad, nuestros pies nos llevarán corriendo por esa senda, y no estamos tan dispuestos a perdonar, a amar, a dar gratis… ¡Que Dios cambie nuestro corazón!

-Me parece que aquel a quien perdonó más -respondió Simón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.